En Sinaloa le mandan “mensajes” a AMLO

captura-de-pantalla-20170604-a-las-20.56.03-1200x600

Ana Laura Arellanes

Topamos Sancho con la misoginia, la altanería y la descalificación. Ernesto Hernández Norzagaray, colaborador de Noroeste, nos mandó al equipo de Mujeres por Sinaloa la lectura de su animadversión a lo que opinamos.

Desde aquí le decimos a Norzagaray que defenderemos, en la instancia que se nos requiera, la posición de nuestras colaboradoras, viva expresión femenil, profesional, en un medio periodístico contaminado por los intereses políticos y personales.

María Margarita Free del Castillo reveló que el jubilado de la UAS y ex consejero electoral, Ernesto Hernández Norzagaray, es tipo de compromisos: operó para Juan S. Millán y Jesús Aguilar Padilla en el Consejo Estatal Electoral (de donde) fue sacado, después, como “tapón de sidra”, al descubirsele también sus alianzas (doble juego) con Manuel Clouthier Carrillo y su cuñado Heriberto Félix Guerra.

Por las redes sociales, Hernández Norzagaray nos calificó de amanuenses de un personaje político que a él y sus aliados políticos les produce pesadillas. El término amanuense es célebre. Se lo colocó Manuel Clouthier a Arturo Santamaría Gómez por el contenido del libro “Juan S. Millán: auge y declive del maximato en Sinaloa”.

Conocemos la inclinación partidista de Norzagaray: recorrió la “izquierda” cuando se arropó en la figura de aparente crítico del sistema; ingresó al PRI como pieza clave en las operaciones del Consejo Estatal Electoral. Se unió a la suerte de Manuel Clouthier en su diputación del PAN y se fue con él en el proyecto de las “candidaturas independientes”.
Tuvo la esperanza de una alianza política de Clouthier con Andrés Manuel López Obrador; no se dio y entró al juego de desbarrancar el proyecto de AMLO en Sinaloa.

En la promoción de nuestro espacio Mujeres por Sinaloa nos ha tocado estar cerca o contactar a varios personajes de la política estatal y nacional. Uno de ellos es Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, a quien saludamos discretamente en su más reciente visita a Sinaloa.

AMLO nos felicitó por el esfuerzo y nos dijo que “la línea periodística de Sinaloa es accidentada”.

“A mi Clouthier y su equipo me metieron en un callejón. Me arrinconaron. Me daban juego periodístico. Ernesto Hernández Norzagaray era uno de mis principales fans por órdenes de Clouthier. Cuando descubrí en el 2016 que respaldaban el proyecto de Quirino, del PRI-PVEM, me deslindé, y empezaron las críticas a mi proyecto y mi persona”.

Nos reveló que “Norzagaray me manda mensajes en sus escritos periodísticos de lo que debo o no debo hacer y con quien me debo juntar o hacer alianzas. No cuenta para mí lo que escribe Norzagaray; el señor es un mentiroso consuetudinario”.

En su más reciente artículo en Noroeste, Norzagaray hace alusión a Mujeres por Sinaloa porque no compartimos con él lo que escribe y por sus inclinaciones anti-femeninas (¡ay nena, tu la traes!). No soporta que lo rebase por la izquierda, derecha y el centro, un análisis serio y mucho menos que nosotras las mujeres no compartamos su opinión.

Se enojó Norzagaray porque, con datos reales a la mano, María Margarita Free del Castillo, escribió que están dadas las condiciones para que el Partido Sinaloense y Cuén alcancen 430 mil sufragios en las elecciones del 2018 si se dan en un ambiente donde no se privilegien los fraudes del PRI y del PAN y si los partidos toman la competencia para ir en busca de votos y triunfos no como instrumento de contención del PAS, como sucedió en las elecciones pasadas.

Las condiciones se refuerzan por los resultados electorales en el estado de México: el PAN y el PRD y los “independientes” participaron como contendedores de la candidatura de Delfina Gómez Álvarez, candidata de Morena para permitir el avance del candidato de la coalición PRI, PVEM, Panal y Encuentro Social, Alfredo del Mazo Maza.

Todos contra Delfina, fue la consigna dictada en Los Pinos. Aun así la abanderada de Morena alcanzó una votación contundente, histórica, que será punto de partida del proceso del 2018. Morena avanza peligrosamente para el PRI y el PAN en la Ciudad de México que tiene más de 7 millones de votantes.

En Sinaloa hay inquietud entre el PRI y el PAN y algunos grupos como el de los Coppel –antiobradoristas históricos- a que AMLO se una al PAS-Cuén y Norzagaray revela esos miedos en sus artículos “a título personal”.

Contra toda la maquinaria oficial, Cuén Ojeda es la principal figura política en Sinaloa. Su partido es segunda fuerza política electoral y su estructura, a la que se suman cada día más y más ciudadanos, está en condiciones de asestar el mayor golpe político al PRI y al PAN en las elecciones del 2018. Como lo escribió María Margarita Free: la encuesta secreta de Los Pinos y de los partidos políticos es en el sentido de que el PAS puede llegar a alcanzar 430 mil votos o más en la elección del 2018.

Coincidimos con Margarita cuando afirma que el ex asesor del CEE, Ernesto Hernández Norzagaray, no es la mejor vía para el ejercicio de una crítica objetiva…. ¡ni para mandarle “mensajes” a AMLO ni a otros personajes políticos!

“No cuenta para mi lo que escribe Norzagaray; el señor es un mentiroso consuetudinario”, nos dijo AMLO.

(Nota de la autora: la elección fraudulenta, de Estado, celebrada en el estado de México provocará ira social-política-electoral en todo el territorio nacional contra el PRI y el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual va a tener consecuencias catastróficas para los candidatos tricolores en las elecciones Presidenciales del 2018.)

FacebookTwitterGoogle+